Marco Prieto

Marco Prieto comenzó a pintar desde que era niño pero no fue hasta la edad de doce años cuando fue consciente de que quería ser artista. Se gradúa en Bellas Artes en el año 2014 por la Universidad Complutense de Madrid. Ese mismo año el empieza a trabajar en su propia obra en Espacio PROA, un estudio de arte que comparte con otros artistas de su generación. Ha realizado también comisariados de exposiciones y trabajado en escenografía, atrezo y vestuario para teatro.

Trabaja a través de la pintura para problematizar la identidad hegemónica del autor; sustituyendo, lo que sería la pincelada cómo gesto personal, por el golpe cómo gesto primigenio, violento y transversal en el ser humano. Superando la relación romántica con el retrato, Marco la radicaliza en un campo de batalla. La empleabilidad de la violencia y su consiguiente imprevisibilidad dentro del marco pictórico, le permiten detonar las fronteras de lo concreto y ampliar los límites, desde los cuales poder cuestionar la personalización y la supervisión como herramientas de identificación. Busca el semblante poderoso que subyace a la vorágine individualista y que interpela, de forma decisiva, a la condición humana del espectador.

Ha disfrutado de Residencias artísticas en Alicante (A Quemarropa), Galicia (Espacio Matrioska) y Holanda (Art House Holland). Ha expuesto su trabajo de forma individual en Madrid (Despliegue Gallery) y Cádiz (Centro Cultural Alfonso X El Sabio), también ha participado en exposiciones colectivas en Holanda, Italia o Cuba. Así como a nivel nacional: Mallorca (LAVA), Madrid (White Lab, La Juan Gallery), Alicante (Exposición final A Quemarropa). También ha formado parte de festivales como SanFest (Guadalajara, 2016),  FEESTeen IV Young Culture Festival (Madrid, 2016) o Se Alquila Margen (Madrid, 2016).

Ver Obras